Festival Internacional de Guitarra l’Hospilatet de L’Infant – Jornadas 3, 4 y 5


Dúo Flores y Smith

Concierto de presentación entre la leyenda laudista suiza, Hopkinson Smith y la soprano argentina Mariana FLores, con temas vocales e instrumentales de John Dowland, Anthony Holborne Y Thomas Morley. Un recital donde ambos plasmaron toda la melancolía isabelina renacentista británica. Se puede afirmar que las versiones aquí expuestas están al menos entre las mejores que se hayan hecho hasta la fecha. Con la dulce, etérea y sensual voz de Flores Otter y un laudista de primer orden, esta actuación tiene la combinación correcta ente la conmovedora y poética poesía, con el toque justo de lo adadémico, para hacerla totalmente convincente. El resultado de tal unión de intérpretes es  constantemente extraordinario, con un tono translúcido, técnica perfecta, y un gusto ejemplar. Smith es un hombre totalmente unido a la música, con unas  interpretaciones completamente pensadas pero naturales.  Su interpretación  es siempre una de las maravillas de la técnica interminable, el gusto impecable y la profunda emotividad, tanto en el acompamiento a la bella e impoluta textura de flores, como en las piezas instrumentales. Imponente y convincente. Si bien el arte predominantemente melancólico de Dowland puede no ser atractivo para todos, aquellos a quienes apela seguramente disfrutarán del disco, con un repertorio magníficamente elegido y suntuosamente interpetado en vivo.

Joncol 4

Con su nuevo proyecto Joncol 4, el hasta entonces Dúo Joncol abre nuevos caminos y agrega voces flamencas y percusión al dúo de guitarra clásica, tomando como resultado una música de cámara clásica que se une con el flamenco, iluminando obras de Manuel de Falla e Isaac Albéniz sobre sus influencias del folklore andaluz y amplía el repertorio con sus propias composiciones, con Carles Guisado como principal aportador al mundo de la partitura, junto a las transcripciones que realiza. Los cuatro músicos conjuraron una magia especial en el escenario con un amplio espectro de timbres, una interacción perfecta y su íntimo diálogo musical. La audición de la adaptación de “El Amor Brujo” de Don Manuel de Falla, supuso un amplio abanico de momentos en creación musical con sus sonidos de filigrana de guitarra y sus originales pasajes rítmicos, con hermosos cantos y poderosas armonías flamencas. Britta Schmitt y Carles Guisado, sumando a Kurt Fuhrmann, especialista en percusiones de diferentes países, y el cantaor Albert Casas , reemplazando a Anna Colom en esta ocasión, muestran un diálogo perfecto y gran espectro musical que va desde la más tierna melancolía hasta la más intensa alegría por vivir. La conjunción mostrada en el repertorio escogido ha sido perfecta, con una  presentación escénica que dificilmente puede a nadie indiferente, creando un estado de plena satisfacción a quien escucha. Siempre resulta perceptible la facilidad y el perfecto entendimiento en el fraseo, en perfecta harmonía, de sonidos tan finos y con una enorme precisión rítmica. La conferencia dada por Guisado nos mostró su siempre renovado interés por la búsqueda de la improvisación, tomando como bases obras del repertotorio clásico y popular, abriéndose siempre a nuevas búsquedas sonoras.

Anabel Montesinos y Cor Ciutat de Tarragona, Xavier Pastraba, director.

El Concierto de Clausura no pudo estar mejor atendido, en dos partes de completa entrega por parte de Montesinos y el Cor Ciutat de Tarragona. La joven guitarrista, oriunda de L’Hospitalet de L’Infant, mostró una vez más su extrema habilidad técnica intepretativa desde el comienzo, marcada en todo momento por una  gran sensación en favor de la expresividad anotada en cada partitura, alcanzando una gran cota de musicalidad y mesura. Sorprende por su gran elegancia, contrastada con unas rapidísimas y virtuosísticas escalas acompañadas por algún precioso y sorprendente matiz, con una enorme inteligencia emocional. Con autores míticos de la guitarra como Mauro Giuliani, Heitor Villa-lobos, Antonio Lauro o Manuel Ponce, consigue despertar el entusiamo en el público y encauzar al “escuchante” hacia una búsqueda de objetividad, intentando colaborar con la artísta en la reflexion de su arte con el mayor respeto a lo largo de todo su recital. La segunda parte del concierto lo abriría el ‘Romancero gitano Op. 152’ de Mario Castelnuovo-Tedesco. Compositor italiano, emigrante en los Estados Unidos de América, prolífico en producción guitarrística, por su amistad fértil con Andrés Segovia, y adscrito a los postulados más renovadores de la música de Italia del Siglo XX. También se sumergió en la música española popular y en la obra del gran poeta Federico García Lorca y su ‘Romancero Gitano’. El coro interpretó, junto con Montesinos, sus siete movimientos: como la “Baladilla de los tres ríos”, “La guitarra”, “Puñal”, “Procesión”, “Memento”, “Baile” y “Crótalo”. Gran contraste entre el misticismo espiritual con el drama de especias andaluzas, en una representación vívida con finos solos de los solistas vocales e instrumental, donde coro se expresó con una fluidez que cuenta con experiencia en estilo poético y popular de la mítica obra de García Lorca, con un acertado enfoque de programación aludiendo a la efemérides anual del poeta granadino.

Conclusiones

En esta edición el Festival puede darse ya por consagrado, sumando público y afición de guitarristas de toda la provincia, con público melómano y entregados ambos en cada una de las jornadas. La diversidad de la programación escogida, junto con la calidad de los intérpretes diera lugar a ello. Asmismo cabe destacar la afluida cogida de alumnos en Master Classes, por profesores de primer nombre como Marco Tamayo o Marco Smaili. La organización perfecta, con unas intalaciones de primer orden, y una escenario siempre dado a la amabilidad con un recursos incrementados cada año y una acertada planificación de fechas y personal al efecto.

Luis Suárez 

Humanista, crítico y divulgador musical – cultural